ES EN

Las Dalias, leyenda viva de Ibiza

El mercadillo más genuino de la isla, las mejores actuaciones en directo, las fiestas más auténticas y la mejor gastronomía

El próximo 4 de noviembre, día de San Carlos, Las Dalias cumplirá la friolera de 65 años y lo que comenzó siendo un bar de carretera con pista de baile se ha convertido en una auténtica leyenda. Hacer un repaso de la historia de las Dalias es recorrer la historia de Ibiza en estas últimas seis décadas. 

Aquel lejano día de 1954, Joan Marí, agricultor y carpintero, concentró en su local a todos los payeses de la zona para celebrar la fiesta de su patrón. La reunión fue todo un éxito, con una facturación de 6.600 pesetas de la época. Las copas de marca costaban 2 pesetas, las demás 1. Durante estos primeros años Las Dalias fue por excelencia la sala de baile de la población local. El lugar donde celebrar sus bodas, bautizos, comuniones y fiestas de guardar. Cuentan que el éxito fue tan grande que el cura de San Carlos comenzó a proyectar cine en las noches de fiesta para intentar arrastrar a sus feligreses de vuelta a la parroquia y distanciarlos del alcohol, el baile y los pecados de la carne. 

Y así llegó la década de los 60, y con ella el turismo de masas que obligó a Joan a contactar con los primeros tour-operadores, a los que ofrecía barbacoas-espectáculo. En el jardín de Las Dalias se podía disfrutar, por 125 pesetas, de Flamenco en vivo y barbacoa regada con toda la sangría y el champán que pudieran beber. El éxito fue tal que obligó a ampliar el negocio de comidas con la construcción en el sótano de un restaurante-celler. No tardaron mucho en aparecer los imitadores y el negocio de las barbacoas se fue hacia el sur, más cerca de los hoteles. Sería la primera crisis que atravesaría Las Dalias.

Pero llegaron los 70 y aparecieron los hippies. Por aquel entonces arrancaba el mercadillo de Es Canar, y Las Dalias fue el lugar escogido por los “peluts” (‘peludos’ como los llamaban los payeses) para reunirse después de la jornada laboral. Fue así como el jardín de Las Dalias comenzó a acoger cada miércoles las primeras “jam sessions”. Se trataba de sesiones de música improvisadas por las, que según cuentan, aparecían músicos de fama mundial de visita en la isla. Se habla incluso de que Bob Marley podría haber participado en una de estas noches irrepetibles. El músico jamaicano estaba alojado con su banda en una casa de San Carlos, con motivo del mítico concierto que ofreció en Ibiza en 1978. Se sabe que una noche cenaron todos en Las Dalias… ¿Habría ‘jam session’ esa noche? Quien sabe, por aquel entonces no existían los móviles y nadie se preocupaba de dejar constancia de esos hechos.

Mientras tanto, Juanito, el hijo del dueño, se hace mayor y está preparado para coger las riendas del negocio familiar. Ya estamos en la década de los 80, época de vertiginosos cambios también en Las Dalias. En el 84 Juanito contacta con los recién creados Estudios Mediterráneos, que pertenecieron, entre otros, a los miembros de Judas Priest o al mítico Vicente “Mariscal” Romero. Muchos de los grupos que allí grababan se despedían de la isla con un concierto en Las Dalias. Así los escenarios de la casa vieron pasar a miembros de UB40, Stan Webb o Nina Hagen. Artistas españoles como Banzai, Barón Rojo, Gato Pérez, Medina Azahara, La Frontera, Rebeldes, Obus o Barricada protagonizaron también noches inolvidables en el jardín de Las Dalias. 

El incendio que en 1989 arrasó los Estudios Mediterráneos puso fin a una década convulsa y dejó un poco en el olvido el aspecto musical. Pero en el 85 se había creado el mercadilloque se consolidó a lo largo de toda la década de los 90 para convertirse a día de hoy en un punto de obligada visita en la isla. 

Pero Las Dalias lleva la música en su ADN y así fue como en 1997, con la incorporación del músico Chris González a la plantilla de la casa se retoma la programación. Durante estos años figuras por el escenario de Las Dalias han pasado figuras como Nina Hagen, Paul Collins, Lee Rocker, Javier Vargas, Loquillo, Carlos Segarra, Coque Malla, Charlie García, Javi Andreu, Nel.lo & la banda del Zoco o Nacho García Vega. 

Durante los últimos años se ha ido ampliando la agenda de ocio con citas como el Namasté, una fiesta con espíritu Hippy que se ha consolidado como una de las preferidas del público, eventos Trance, exhibiciones de arte e incluso un nuevomercadillo nocturno.

A partir de 2010 se puede decir que comienza una nueva época, con el mercadillo más que consolidado y convertido ya en todo un referente de la isla de Ibiza. Los conciertos de Las Dalias pasan a ocupar un lugar muy destacado en la agenda cultural ibicenca, atreviéndonos a decir que Las Dalias se convierte en un lugar de culto con actuaciones de músicos tan importantes como el gran Kiko Veneno o Manu Chao. Al mismo tiempo la oferta de restauración va adquiriendo más peso y Las Dalias llega hasta la playa con El Chiringuito. 

Es en esta segunda década del siglo XXI cuando Las Dalias da el salto fuera de la isla con Las Dalias On The Road, una aventura que nos llevará a Amsterdam durante tres años consecutivos. También Madrid pudo disfrutar de nuestro famoso mercadillo, nuestras actuaciones y el más puro estilo Las Dalias durante unas jornadas celebradas en el Recinto Ferial Juan Carlos I.

Pero quizás sea el aspecto musical lo que más se ha desarrollado durante estos últimos años, convirtiéndose Las Dalias en un punto de peregrinaje de grandes estrellas del panorama musical nacional, y también internacional. La actuación de Manu Chao, con más de 4.000 asistentes, fue un punto de inflexión y demostró la capacidad de Las Dalias para organizar con solvencia un evento de estas dimensiones. 

El buen hacer durante todos estos años ha sido reconocido con diferentes premios. El más reciente ha sido el concedido por Diario de Ibiza a la Iniciativa Empresarial por “su larga trayectoria, su capacidad de mantener sus raíces y al mismo tiempo de adaptarse a los nuevos tiempos y su importante contribución a la oferta cultural de la isla”. El Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha reconocido a Las Dalias como Lugar de Interés Turístico y el Govern Balear nos ha concedido el premio de Turismo 2016. Galardones que agradecemos y valoramos y que nos impulsan a seguir trabajando y mejorando. Pero sin lugar a duda el mejor premio es el de todos los visitantes que recibimos cada año y que cuentan maravillas de nosotros.

Y así llegamos hasta hoy, el año 2018, con mucha historia por delante. Una historia que seguiremos construyendo entre todos.